Día: 4 de marzo de 2004

Orad hermanos

“Cuando oí estas palabras, me senté y lloré, e hice duelo por algunos días, y ayuné y oré delante del Dios de los cielos.” Nehemías 1:4En muchas ocasiones, las condiciones adversas a nosotros, son una mecha que se consume poco a poco, al punto que explotamos como bombas de tiempo.Al escudriñar las escrituras, en el…