Nuevamente sin comentarios, al final «fue culpa de wali».