Economía digital representa el 4% del PIB en la República Dominicana

La economía digital se refiere a una economía que se basa en tecnologías informáticas digitales, aunque percibimos cada vez mas que se realizan negocios a través de mercados basados en Internet y la World Wide Web.

La economía digital también se definió como Economía de Internet, Nueva Economía o Economía Web.

Recientemente el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) publicó un informe sobre economía digital titulado, «A un clic de la transición: Economía Digital en Centroamérica y la República Dominicana».

El documento señala que la economía digital presenta una oportunidad para una mayor generación de ingresos y desarrollo productivo en la región.

El documento es corto pero tiene un contenido acertado, el cual destaca el crecimiento de la actividad digital en la República Dominicana.

La formalización de las interacciones digitales que se han producido en nuestro país han catalizado una aceleración sin precedentes.

Por ejemplo podemos resaltar el teletrabajo -mediante la resolución el Ministerio de Trabajo, colocando a la economía digital como una base transversal de la agenda de desarrollo del país. Para lograr esto, debemos formalizarla.

El pasado mes de septiembre publicamos el manifiesto “La economía digital es el motor de cambio en la República Dominicana”, donde proyectamos que el crecimiento de la economía digital en RD llegaría al 4% del Producto Interno Bruto, dato que ahora es confirmado por el informe del BID.

Sugerimos aprovechar la gran densidad tecnológica para apoyar a las autoridades correspondientes en la implementación de planes, estrategias y políticas que vayan acorde al contexto actual.

En este documento, se resume varias propuestas para aprovechar la densidad tecnológica a partir de los desafíos que entiende existen en la actualidad necesarios para que el comercio digital “marche sobre rieles”.

Tenemos muchos retos para mantener la aceleración digital, por esta razón, es de suma importancia la conformación de una alianza para el fortalecimiento de este sector emergente en el país, a partir de la apertura de un diálogo con los actores del sector y los tomadores de decisiones.

A través de esta alianza, se podrá lograr que ese crecimiento sea transformador y que el mismo pueda impactar directamente en el desarrollo humano de todos los dominicanos.

Cuando solapamos el mapa de desarrollo de las tecnologías con el mapa de desarrollo del PNUD, se destacan las desigualdades que deben ser parte de un programa de trabajo de democratización digital.

Según el informe del BID, en la República Dominicana alrededor de dos tercios de la población usa internet (68%), 84 de cada 100 habitantes están suscritos a una compañía proveedora de banda ancha móvil.

Como otros países de la región, enfrenta el reto de desarrollo de infraestructura para expandir la cobertura del servicio a áreas remotas.

Las proyecciones sobre la economía digital fueron reveladas por la firma Tabuga en el mes de Mayo del presente año, sin contar el sector de telecomunicaciones, en 4.31 por ciento del producto interno bruto (GDP) nacional.

  • El mercado de servicios electrónicos se define por la venta de servicios en línea y productos digitales a través de Internet. Se estima que este mercado genere ingresos de 49 millones USD para este año.
  • Los medios digitales se definen como contenidos y aplicaciones de medios audiovisuales que se distribuyen directamente a través de Internet. Este mercado estima ingresos de 236 millones USD para este año.
  • FinTech es la abreviatura de «Tecnología financiera», el concepto central del cambio estructural y la digitalización dentro de la industria de servicios financieros. Se estima ingresos de 2,159 millones USD para este año.
  • La publicidad digital utiliza Internet para entregar mensajes de marketing a través de varios formatos a los usuarios de Internet. Se estiman ingresos para este mercado de 312 millones USD para este año.
  • El mercado de comercio electrónico abarca la venta de bienes físicos a través de un canal digital a un usuario final privado (B2C). Se estiman ingresos de 49 millones USD para este año.

Por esta razón proponemos la habilitación de un enfoque sistémico que nos permita estructurar un ciclo de vida a las regulaciones y acciones que nos ayuden a generar riqueza para el país a partir de estos flujos digitales. La necesidad de una ley de economía digital cada día es más evidente.


Publicado en Acento, 17 de noviembre 2020