Cuatro tendencias para considerar en el 2021

A lo largo de toda la historia, encontramos momentos inciertos o de crisis que han acelerado innovaciones y modificado las prioridades de las personas.

Este año no ha sido la excepción. Los dominicanos hemos aprendido nuevas formas de socializar, de entretenernos, de informarnos, de trabajar, de aprender, de comprar y de adaptarnos ante lo incierto.

El panorama actual ha permitido a las empresas habilitar transversalmente la tecnología en múltiples ámbitos como la automatización, la cultura analítica y la personalización, la construcción de capacidades decisivas como el liderazgo y el pensamiento creativo, entre otras.

Los consumidores modificaron su manera de relacionarse con las marcas, así como sus comportamiento y la visión del mundo que los rodea.

Dentro de este escenario en constante evolución, seleccionamos cuatro tendencias para observar el próximo año:

Un liderazgo en constante adaptación

Con la aceleración de la necesidad de una verdadera transformación digital de parte de las empresas, se puso de manifiesto la importancia de contar con líderes flexibles que sepan diseñar hojas de ruta ágiles y corregirlas en tiempo real para conseguir sus objetivos.

Abrazar el proceso de prueba y error es uno de los mejores aprendizajes que el 2020 deja en materia de liderazgo y cultura organizacional.

El pensamiento creativo se afianza

La creatividad ha sido una piedra angular de las aceleraciones presentes: las empresas más creativas fueron las que consiguieron adaptarse al complejo escenario global con ciertas habilidades como la empatía, la colaboración y la experimentación.

Design thinking como aliado para los trabajadores

El diseño basado en las personas consiguió afianzarse este año y resultando una de las claves del futuro. “Pensar en el cliente” o «vivir la experiencia», produce mejores aprendizajes en momentos de incertidumbre, como comprender lo que realmente las personas necesitan. El design thinking aporta las herramientas necesarias para abordar los problemas de complejidad desorganizada y organizada, superando los paradigmas que puede tener su organización.

Conciencia ecológica: del dicho al hecho

La pandemia, sus causas y sus consecuencias hicieron que muchas personas cuestionaran la forma en que vivimos, consumimos y hacemos uso de los recursos del planeta.

Hemos visto crecer la cantidad de consumidores que optan por comprar productos locales y orgánicos, así como contratar servicios respetuosos del medio ambiente. Esta es una gran oportunidad para las marcas que entienden la necesidad de comprometerse y de encarar estrategias sostenibles.

Dentro de sus talleres estratégicos recuerde que debe incluir de manera transversal el machine learning, las metodologías ágiles y el trabajo en equipo –preferiblemente asíncrono, como componentes para generar un mayor impacto en los primeros meses del año.

Dentro de un escenario incierto, tener la capacidad de ajustarse, adaptarse y continuar, es definitivamente la mejor opción sobretodo si son mipymes. Recuerde que la Tercera Ley de Newton puede ser aplicada en los negocios digitales si entendemos que «para avanzar, debes dejar un objeto atrás».

¡Optimiza tu operación, quita el peso innecesario y avanza a toda velocidad!


Publicado en Acento, 23 de diciembre 2020