Fortalezas y debilidades que enfrenta el país, según el Global Innovation Index 2020

Reconociendo que la innovación es un impulsor clave del desarrollo económico, el Índice de Innovación Global (GII en sus siglas en inglés) tiene como objetivo proporcionar una clasificación de innovación siendo una referencia alrededor de 130 economías.

Es esta edición, el índice refleja la posición del país en comparación con otras economías de América Latina y el Caribe, República Dominicana se desempeña:

  • por encima del promedio en uno de los siete pilares del GII: infraestructura; y
  • por debajo del promedio en seis de los siete pilares de la GII: instituciones, capital humano e investigación, sofisticación del mercado, sofisticación empresarial, resultados de conocimiento y tecnología y resultados creativos.
  • República Dominicana tiene el mejor desempeño en infraestructura y su desempeño más débil se encuentra en la sofisticación del mercado.

Índice de innovación y el diseño de políticas

El índice presenta claramente como el diseño de políticas en el país prioriza la inversión en infraestructura frente a la oportunidad de generar un estímulo a través del equilibrio de los actores que participan en el ecosistema de innovación.

Fortalezas en innovación

Si observamos las fortalezas de la República Dominicana, encontramos su desempeño en seis de los siete pilares de GII:

  • Capital humano e investigación (100): el indicador Matrícula terciaria (47) revela una fortaleza.
  • Infraestructura (77): demuestra fortalezas en el subpilar Sostenibilidad ecológica (48) y en los indicadores Formación bruta de capital (45) y PIB / unidad de uso de energía (9).
  • Sofisticación del mercado (105): muestra fortalezas en los indicadores Crédito bruto de microfinanzas (30) e Intensidad de la competencia local (56).
  • Sofisticación empresarial (83): muestra fortalezas en los indicadores Estado de desarrollo de los conglomerados (48) y entradas netas de IED (42).
  • Productos de conocimiento y tecnología (99): revela fortalezas en los indicadores Tasa de crecimiento de la Paridad del poder adquisitivo (38) y Exportaciones netas de alta tecnología (52).
  • Productos creativos (82): muestra fortaleza en el indicador Exportaciones de bienes creativos (26).

Debilidades en innovación

Mientras que las debilidades de la República Dominicana se encuentran en cuatro de los siete pilares de la GII:

  • Capital humano e investigación (100): muestra debilidades en los indicadores de las escalas PISA en lectura, matemáticas y ciencias (79), Graduados en ciencia e ingeniería (101), Empresas globales de Investigación y Desarrollo (42) y universidades en el QS Ranking (77).
  • Sofisticación empresarial (83): el indicador Joint Ventures/acuerdos de alianza estratégica (119) revela una debilidad.
  • Productos de conocimiento y tecnología (99): muestra debilidades en el subpilar Creación de conocimiento (130) y en los indicadores Artículos científicos y técnicos (130), Documentos Citables / H-index (123) y Gasto en software (116).
  • Productos creativos (82): demuestra deficiencias en los indicadores Diseños industriales por origen (117) y Creación de aplicaciones móviles (96).

Prioridad: las personas y sus comunidades

Al analizar las debilidades reflejadas en los subíndices del Índice de Innovación Global nos percatamos en la necesidad del fortalecimiento de la zapata de toda la innovación nacional: las personas y las comunidades.

El clásico ejemplo se ve reflejado en el estudiante que ha sido becado por el gobierno dominicano que regresa su mercado, pero no encuentra en el ecosistema nacional las oportunidades para aplicar su conocimiento. Tampoco las facilidades para intentar cambiar las reglas de juego.

Invertir en la innovación no es becar o fortalecer a la academia, es generar un diseño sistémico que proporcione desarrollo sostenible, potenciando mercados que catalicen oportunidades reales.

El índice proporciona una tarea a las autoridades y al ecosistema de innovación, al mismo tiempo un mapa para todos los innovadores nacionales.

¡Adelante!


Publicado en Acento, el 5 de febrero 2021